Cirugía endoscópica y funcional de senos paranasales

¿Qué es?

La RINOSINUSITIS es una enfermedad de los senos paranasales estas son cavidades que se encuentran en la cara y a veces pueden llenarse de moco y provocar obstrucción de la nariz, secreción de moco verde amarillento, hacia adelante y hacia la garganta, además, de dolor de cabeza, dolor en los dientes, y sensación de traer una máscara, cuando se trata de una fase aguda es resuelta con tratamiento médico, pero cuando se convierte en una SINUSITIS CRÓNICA la resolución es La CIRUGÍA ENDOSCOPICA DE LOS SENOS PARANASALES esta es una cirugía de vanguardia, forma parte de las cirugías llamadas de mínima invasión, tiene sus antecedentes: Durante 1951-1956, Hopkins hizo mejoras fundamentales en las partes ópticas de la endoscopia. A Messerklinger se le considera como el primero en desarrollar y establecer un abordaje diagnóstico y terapéutico endoscópico sistemático hacia la pared lateral de la nariz, sus estudios iniciaron en 1950 en Graz, Austria, y demostraron en la mayoría de los casos que los senos maxilares y frontales están involucrados indirectamente por una enfermedad primaria que se origina en los espacios estrechos de la pared lateral de la nariz y en el etmoides anterior. En 1984 el Dr. David Kennedy realizó las primeras publicaciones en los Estados Unidos de América demostrando la utilidad de la cirugía funcional de senos paranasales lo que llamó la atención sobre la posibilidad de restablecer el drenaje sinusal y recuperar la mucosa, con técnicas de mínima invasión, principios entendidos y fundados en gran parte, en el uso del endoscopio y que se ha popularizado por todo el mundo.

Para que un OTORRINOLARINGOLOGO pueda realizar esta cirugía necesita haber tenido un entrenamiento especial, con cursos que incluyan, prácticas en cadáver, ya que sus complicaciones son peligrosas como: lesiones de órbita, la cavidad craneana, el seno cavernoso, el conducto nasolagrimal y las estructuras vasculares,Son complicaciones menores las siguientes: epistaxis menor de 500 mL trans o posoperatoria, hiposmia, sinequias, cefalea, equimosis, enfisema periorbitario, dolor facial o dental Corresponden a complicaciones mayores las siguientes: epistaxis mayor de 500 mL trans o posoperatoria, anosmia, trauma del conducto nasolagrimal, lesión carotídea, hemorragia intracranial, hematoma orbitario, diplopía, disminución de la agudeza visual, ceguera, fístula de líquido cefalorraquídeo (LCR),neumoencéfalo o meningitis.

SUBIR